viernes, 18 de octubre de 2013

Recordando los Clásicos: El Golem de Praga




El mito judio del golem es muy muy antiguo, normalmente se dice, segun la leyenda, que un golem es un ser animado por medio de la magia o un poder divino, generalmente hecho de arcilla o barro.

De hecho es poco conocido que esta mítica criatura aparece en la biblia (Salmos 139:16) así como también en el Talmud (Libro que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, historias y leyendas).

Según tradición judía, como ya dijimos, el golem es creado a partir del barro, y se le da vida a partir de una chispa divina, según se creía, algunas personas con un cierto grado de santidad y acercamiento a Dios podrían adquirir algo de su sabiduría y poder. Uno de esos poderes sería justamente el de la creación de vida. Sin embargo, no importa qué grado de santidad tuviera una persona, el ser que creara sería solamente una sombra de la creación de Dios, ya que, entre otras cosas, el golem carece de alma.

La incapacidad principal del golem segun las leyendas, justamente era la incapacidad de hablar. Segun creencias judias, tener un golem sería visto como el símbolo final de la sabiduría y la santidad, como es de suponerse, hay muchos relatos de golems relacionados directa e indirectamente con rabinos ilustres durante toda la Edad Media.

Cabe decir que en muchas historias, para hacer funcionar un golem había que meterle un papel con una orden por la boca, y acto seguido el golem cumplía dicha tarea.

El señor Gustav Meyrink justamente capturó parte de la esencia del mito del golem en su novela, la cual fue adaptada para el cine mudo por  Carl Boese y Paul Wegener en 1920, sin embargo aquí hay que decir que Wegener realizó tres películas sobre esta criatura mítica, sin embargo, la más conocida es justamente la que aquí compartimos, es decir, la versión de 1920.

Esperamos les sea de su agrado esta película muda, a su vez no olviden dejarnos sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario