jueves, 21 de noviembre de 2013

Para ver a media noche: El Exorcista de Wiliam Friedkin



Una de las películas mas citadas en 1973 la cual causó mucha sensación sin duda fue “el exorcista” (The Exorcist) dirigida por William Friedkin y basada en el libro escrito por William Peter Blaty, el cual llegó a vender trece millones de ejemplares.

El estreno en cine de este filme provoco todo tipo de expectación, desde críticas negativas, hasta miedo y admiración por los efectos especiales tan bien logrados en su tiempo, así como una gran consistencia de argumento, lo cual hace de la cinta hasta la fecha un filme memorable, parte ya de la cultura popular contemporánea.

La cinta en si nos narra la historia de la adorable niña de 12 años llamada Regan Mcneil, la cual es victima de posesión diabólica, la cual es sometida a un duro ritual de exorcismo.


En el filme podemos ver como durante una excavación de Irak un sacerdote llamado Lankester Merrin es afín a la arqueología, de tal suerte que visita un sitio donde se encuentra con la extraña estatua de Pazuzu (el rey de los demonios del viento según la mitología sumeria, asiria y acadia).
A su vez podemos ver que en otro lugar hay un joven sacerdote de nombre Damien Karras el cual empieza a dudar de su fe al no saber que hacer ante la enfermedad terminal de su madre.

Por otro lado, la actriz Chris MacNeil nota una serie de cambios en el comportamiento de su adorable hija de 12 años de nombre Regan MacNeil, al principio cree que dichos cambios pueden ser parte normal de la pubertad y la adolescencia, sin embargo los médicos creen que puede ser algo mas bien de orden neurológico, mas al comprobar los médicos que no hay ningún problema, sospechan que pudiese tratarse de un desorden psicológico, mas para su fortuna, una serie de sucesos paranormales empiezan a ser visibles, tales como sacudidas violentas, ruidos extraños, movimientos y posiciones inexplicables, así como el hecho de que la niña empieza a maldecir con una voz que evidentemente no es la suya.

 

Una vez que todas las explicaciones medicas se han agotado y aun así no hay una posible solución o explicación de los hechos, es cuando un medico le recomienda el ritual judeocristiano del exorcismo, ya que el medico en cuestión sospecha que lo que padece la niña es un efecto psicosomático de la creencia en posesión demoníaca, de tal suerte que un exorcismo tendrá el efecto de acabar con dicha condición.

Un tanto ya desesperada, la mamá de Regan consulta con el padre Karras, ya que este es un sacerdote y psiquiatra, durante el tiempo que el sacerdote observa a la niña, esta se refiere a si misma como el diablo, Karras originalmente piensa que la niña sufre algún tipo de psicosis o trastorno, hasta que logra grabar a la adorable Regan hablando un idioma extraño, que no resulta ser otra cosa que inglés hablado a la inversa, es ahí cuando el padre inicia la solicitud formal para llevar a cabo el exorcismo.



Por otro lado, el padre Merrin como tal es un exorcista con experiencia el cual es llamado justamente para realizar ese ritual a la niña, así es como entre los dos padres (Merrin y Karras)tratan de expulsar el espíritu demoniaco del cuerpo de la niña, sin embargo, el demonio a través de la pequeña agrede tanto verbal como físicamente a los sacerdotes, al grado que Merrin sufre un ataque cardiaco y muere, por otro lado el padre Karras entra en desesperación, al grado de lanzarse sobre la infante Regan y exigirle al demonio que salga del cuerpo de la niña y entre en el suyo, la escena cumbre sucede cuando el demonio hace exactamente eso, posee el cuerpo del sacerdote, el cual en sus últimos momentos de lucidez se arroja por la ventana cayendo por las escaleras con el fin de acabar tanto con su vida como con el demonio que lleva consigo.

 Una de las cosas que también le ha dado gran fama a esta cinta es el hecho de que una serie de acontecimientos extraños ocurrieron en el rodaje de la producción de la película.

Algunos de estos sucesos fueron el hecho de que se velaron rollos sin razón aparente,
se incendió uno de los sets de producción, así como una serie de accidentes laborales que involucraron a distintos técnicos del rodaje, otro detalle a tomar en cuenta es que fallecieron varios familiares de los actores, esta serie de extraños sucesos llego al grado de que el director Friedkin tuviese que llamar a un sacerdote para que diera su bendición a todo el equipo de producción del filme, tal como lo hablamos en el programa de la calavera sobre Cine, mitos y maldiciones.

También es sabido que sectas satánicas y personas afines a estas presionaron al realizador y al personal relacionado para que no se terminara la película, cabe decir que otro dato curioso es que la Iglesia católica reprobó algunos pasajes del guión por su tono blasfemo.

Ahora bien, durante el estreno en cine, muchos espectadores sufrieron ataques nerviosos, al grado que en algunos cines se posaban ambulancias con camillas y enfermeros a la salida, a fin de atender a los eventuales desmayados.


Sin duda una película altamente recomendable como para poder disfrutarse tanto solo como entre amigos y familiares un fin de semana a media noche.




No hay comentarios:

Publicar un comentario