martes, 28 de enero de 2014

Los Shikigamis


Japón es una tierra rica en mitos y leyendas, y justamente uno de esos mitos son los shikigami.

Los shikigami son un tipo de espíritus que están al servicio de un onmyoji, es decir, un tipo de hechiceros especialistas en la magia y adivinación. Sus responsabilidades eran desde preparar calendarios, hasta tareas místicas como la adivinación y la protección de la comunidad de los fantasmas malvados, dentro de los onmyoji mas representativos en Japón podemos mencionar a  Kamo no Yasunori y Abe no Seimei.

Los Shikigami pueden ser considerados algo similar a los espíritus familiares en el caso de la concepción de la magia europea. Existen muchas variedades de Shikigamis, comúnmente se les representa por recortes de papel encantado en forma de muñecos de papel.

Según algunas leyendas, los Shikigamis pueden llegar a ser invisibles, sin embargo pueden aparecerse en forma de animales, sobre todo en forma de aves.

Mediante una complicada ceremonia, los Shikigamis pueden llegar a ser invocados, según la creencia oriental están vinculados al poder espiritual de su amo, de tal suerte que si el invocador tiene un gran poder y dominio de sus dotes mágicas puede llegar a controlarlos.

Por regla general los Shikigamis pueden llegar a poseer la voluntad tanto de personas como animales al grado de manipularlos, sin embargo, si el hechicero es débil y descuidado, los Shikigamis pueden librarse del control del mago y obtener voluntad propia atacando a quien los invoca.

Según creencias japonesas, los Shikigamis son invocados solo para realizar tareas demasiado arriesgadas para sus invocadores, tales como espiar, rastrear y robar objetos.


Los Shikigamis los podemos observar en obras como  Teito Monogatari, donde los Shikigamis son descritos como hojas de papel con el signo de la estrella de cinco puntas, así como en forma de pequeños demonios negros o masas oscuras informes con ojos y bocas humanas.




1 comentario: