viernes, 24 de enero de 2014

Nuevo episodio: Posesión demoniaca y exorcismos.


En esta ocasión hablamos sobre la posesión demoniaca, como era considerada en la edad media, signos característicos de posesión y el rito romano para practicar un exorcismo. 


1 comentario:

  1. Antes que nada, gracias por el saludo. No me lo esperaba, tanto tu como el staff se han portado conmigo de maravilla durante mi ausencia por enfermedad. Ahora si vuelvo a darles lata a todos... el tema de la posesion, como el pasado del vudu es muy delicado, y muy REAL para ciertos grupos de personas que han experimentado este lado, no tan agradable de la espiritualidad, que a todos recuerda la dualidad entre el bien y el mal.

    Nuestra cultura, estando mas acorde con la religion judeo cristiana, conoce solo los aspectos de la posesion que se describen en religiones derivadas de esta raiz. Curioso que incluso el rito para los elementos cristiano varian de acuerdo al dogma de la religion. A la religion catolica, con su negacion del cuerpo, se comenta que el exorcista no se detiene ante la posibilidad de danar el cuerpo para salvar el alma. Este asunto se hizo famoso o infame con la exposicion recibida por el EXORCISTA, libro y pelicula que estan engranados en la cultura popular. La religion de corte protestante cree en expulsion por medio de palabra, donde el exorcista esta investido por autoridad por virtud de ser creyente. Siempre he encontrado esto muy curioso y solo queria compartir.

    Como siempre has ido mas alla, ilustrandonos sobre otras culturas y practicas. Honestamente, ni el la version de Disney, confie completamente en el genio... jaja. Esta es tal vez una de esas curiosas conversiones de cultura popular donde se toma un elemnto foraneo y se le cambia la percepcion por completo. La nocion de la presencia de un djinn era simplemente terrorifica. Lo mismo pasa con alguno que otro demonio en culturas orientales, los cuales surgen como anti heroes o incluso heroes en animes. Lo que a veces nos aterra en nuestro cuadro de referencia cultural, inadvertidamente nos divierte en otra luz :)

    ResponderEliminar