martes, 8 de abril de 2014

Rapidas de la calavera: Niké, la diosa de la Victoria



Seguro uno que otro sabrá que el nombre de la famosa marca de  de calzado y prendas deportivas tiene su origen en la diosa de la victoria dentro de la mitología griega: Niké.

Dentro de la mitología griega, Niké era la diosa del triunfo y la victoria la cual a menudo aparece en varias esculturas sobre la mano de Zeus o Athena, representando que dichos dioses siempre saldrán victoriosos ante las dificultades.

Esta diosa fue venerada por los griegos al grado que se le erigió un templo en la Acrópolis de Atenas.

Según algunos estudios, Niké también era conocida como Astrea y fue inmortalizada dentro de las constelaciones del Zodiaco, en este caso bajo el signo de Libra.


En varios tratados de mitología se hace referencia que a diferencia de Temis (la Justicia) que tiene sus ojos vendados, Niké los tiene abiertos, lo cual significa que su mente está despejada para tener la facultad de indagar los motivos o causas que impulsaban a los seres humanos al triunfo y la victoria.

Su equivalente en la mitología romana era Victoria, con quien se consideraba que se había criado Atenea de pequeña, aunque en algunas versiones romanas Victoria era la hija de Júpiter y Temis, aunque en otras versiones se cree que era hija del titán Astreo y la diosa del amanecer Aurora.


Dentro de la cultura Griega, Niké presidía siempre las competencias tanto militares como atléticas pues  justamente los participantes al final lo que intentaban era obtener el triunfo, dígase la Victoria.


Justamente esta idea fue la que inspiro al señor Phil Knight para dar el nombre a su empresa de calzado y ropa deportiva, de hecho el logotipo creado por Darolyn Davidson para la empresa de Phil es ni mas ni menos que una ala de la diosa Niké haciendo referencia a aquellas competiciones Griegas.


Como dato curioso sobre esta diosa, hay que decir que desde mediados de los 80's el anverso de las medallas olímpicas tienen impresa la figura de Niké con una corona de laurel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario